Kimetsu no yaiba Wiki
Advertisement
Nalgadas por hacer spoilers.gif
Advertencia.png
¡Aoi recibió sus nalgadas por no avisar que este artículo y/o sección contiene SPOILERS!

En realidad, Uzui nalgeó a Aoi debido a que este artículo o sección contiene spoilers. Abstente de leer si no quieres arruinarte la sorpresa y si eres de aquellos que siguen el manga o solamente el anime.

Los dioses no existen y los budas tampoco. Es tan simple, sin embargo, estas personas vivieron durante décadas sin darse cuenta. Una vez que mueran, todo volverá a la nada. No sentirán nada. Su corazón se detiene, su cerebro se detiene y luego se pudren en el suelo. Mientras vivas en esta tierra, ese es tu destino eterno. Simplemente no pueden aceptar ese simple hecho. Debe ser muy difícil ser estúpido. Quiero hacer felices a estas personas afligidas. Quiero ayudarlos. Después de todo, esa es la razón por la que nací.

—Doma describiéndose. (fuente)


Doma ((どう)(), Dōma?) es un personaje de la franquicia Kimetsu no Yaiba. Fue un Demonio que perteneció al grupo de las Doce Lunas Demoníacas ostentando la posición de la Luna Superior Dos ((じょう)(げん)(), Jōgen no Ni?)[3].

Apariencia

Descripción

Doma fue un Demonio que mantuvo parte de sus rasgos humanos con ligeras diferencias sutiles; destacándose su musculatura moderada, sus uñas de color azul pálido las cuales son largas y puntiagudas, su piel de tono pálido, cejas negras y gruesas[3].

Su cabello podía parecer plateado[4] o rubio dorado pálido[5]. Era más corto hacía la izquierda y el resto se extendía hacía la derecha, además diversos mechones desparejos se expandían en ambas direcciones. Parte de su cabello caía hacía adelante cubriendo parte de su frente y dejando visible tanto sus ojos como sus cejas. Solía llevar su cabello suelto y las puntas del mismo se dejaban caer por su espalda en una forma similar a un espiral[3].

Varios han descrito que sus ojos eran increíblemente raros y hermosos, ya que, en color, parecen estar formados por una variedad de tonos pastel arcoíris que se desvanecen entre sí mientras rodean sus iris; ésta inusual apariencia incluso hace que la gente crea en Doma[6]. Es, según sus seguidores, un ser bendecido que puede comunicarse con los dioses. Como todas las lunas superiores, poseen el kanji en ambos ojos, en su caso el de Segunda Creciente (弐 上弦, Ni jōgen?)[7] y anteriormente el de Sexta Creciente (陸 上弦, Roku jōgen?) que lo acredita como una de las doce lunas demoníacas.

En cuanto a su indumentaria, vestía una camisa de mangas largas[3] a color rojo ajustada al cuerpo permitiendo que fuera notable su musculatura mientras que el cuello de la camisa estaba rodeado por un patrón de color negro dando la impresión de una mancha goteando. Utilizaba unos pantalones en tonos beige con líneas negras sujetados con un cinturón en tonos dorados con una hebilla plateada[5].

En otras ocasiones fue visto haciendo uso de tipo de chaqueta similar a un haori de mangas cortas de color negro con bordes anchos en rosa y patrones en rectángulos y cuadrados negros. Acompañados de una gran corona negra con diseños en dorado y en los extremos se extendían unas cintas negras[8]. Solía llevar consigo un abanico[8] con sus varillas doradas y un patrón de flores rosas y hojas verdes mientras que al final de su empuñadura caía una cuerda en tonos verdes[4].

Ilustraciones

Manga

Doma – Primera Aparición.png
Primera aparición de Doma en el manga.
Doma - Cuerpo a color.png
Cuerpo de Doma a color.
Doma – Apariencia Humana a color (Niño).png
Cuerpo de Doma de niño cuando era humano a color.
Doma colored body 3.png
Aspecto de Doma a color.

Anime

Primera aparición de Doma en el anime.jpg
Primera aparición de Doma en el anime.
Doma ofrece su sangre a Ume y Gyutaro.jpg
Doma ofrece su sangre a Ume y Gyutaro.

Personalidad

Doma podía aparentar ser un individuo amistoso y carismático, pero lejos de la realidad, era un ser mortal y calculador. Bajo la creencia de que las estaba salvando de su sufrimiento, felizmente devoraba a sus seguidoras y a otras mujeres jóvenes. Si bien podía parecer preocupado por sus camaradas, no sentía pena genuina por sus muertes.

Era bastante nihilista y carecía de emoción humana, admitiendo que incluso durante sus días humanos, todo el concepto de emoción era completamente extraño para él. Consciente de que esto era anormal, compensaba su "corazón" vacío con mentiras, aprendiendo a fingir sus emociones lo suficiente como para engañar a todos menos a los observadores más entusiastas[9]. Se muestra que era un psicópata, que carecía de empatía incluso con sus padres moribundos, quejándose del olor a sangre que éstos despedían. Además de su incapacidad para sentir emociones, también ha mostrado cantidades inhumanas de tolerancia al dolor, sufriendo de Insensibilidad congénita [10].

Se ha demostrado que tenía varios hábitos inquietantes y perturbadores, como meterse el dedo en su cráneo, perforar un agujero directamente a través de sus sienes y luego acariciar y manipular su cerebro para estimular sus recuerdos de su larga vida con una expresión completamente serena en su rostro[10]. Durante sus interacciones con su compañero de las Lunas Superiores, Akaza, no mostraba reacciones negativas a sus constantes ataques físicos fatales y al hacer su cabeza estallar. De hecho, consideraba que esta es su forma de "saludo" personal entre dos "mejores amigos". Doma incluso dio a entender que en realidad disfrutaba de estos abusos físicos como se ve cuando le preguntó morbosamente a Muzan Kibutsuji con entusiasmo sobre qué tipo de autolesión extrema debería infligirse a sí mismo como castigo por su fracaso[3] y nuevamente expresó su deleite por Shinobu Kocho por sus numerosos intentos de envenenarlo y matarlo[5].

A pesar de liderar un culto, era un ateo que creía firmemente que los dioses, los Budas y el más allá no existían. Creía que después de la muerte no había nada y que las personas que "no podían aceptar algo tan simple" eran ingenuas y tontas. Sin embargo, después de su muerte, acepta que estaba equivocado y que el Cielo y el Infierno realmente existen. También muestra cuál podría ser su primera emoción verdadera; una atracción hacia Shinobu Kochō a la que le pregunta: ¿Así que este sentimiento es lo que llaman amor? a lo cual responde: Eres linda, Shinobu[9].

Poderes y habilidades

Habilidades como Demonio

Como miembro de las Doce Lunas Demoníacas, ostentando la Luna Superior Dos, poseía unas increíbles capacidades físicas mejoradas debido a la sangre de Muzan Kibutsuji que recorría por su cuerpo.  Incluso sostenía que, ni siquiera la Luna Superior Tres, Akaza, sería capaz de derrotarle. Su alto nivel de fuerza también es demostrado luego de haber matado a la antigua Pilar de las Flores, Kanae Kocho y la Pilar de los Insectos, Shinobu Kocho sin muchos esfuerzos.

  • Regeneración: al igual que el resto de los Demonios, poseía la capacidad de regenerar rápidamente sus extremidades pérdidas o heridas que para un humano pueden ser potencialmente mortales. Dicha capacidad fue demostrada cuando Akaza cortó su cara por la mitad y éste no mostró problemas en regenerarla en cuestión de segundos. Fue capaz de regenar las múltiples heridas obtenidas mediante su batalla con la pilar de los insectos, Shinobu Kocho y con otros miembros del cuerpo de exterminio. Además, suele curar sin muchos esfuerzos las heridas que se autoinflige.
  • Absorción:

    Doma asesina a Shinobu.

    Doma demostró tener la capacidad de poder absorber los cuerpos de sus víctimas por completo sin la necesidad de comerlos o provocarles heridas. Los cuerpos, a medida que son absorbidos, comienzan a descomponerse en su interior hasta que no quede absolutamente nada de ellos.
  • Técnica de Sangre Demoníaca ((けっ)()(じゅつ), Kekkijutsu?): Como miembro de las Doce Lunas Demoníacas, es capaz de hacer uso de la técnica de sangre demoníaca y desarrolló una habilidad conocida como Manipulación de Hielo (,?). Con su técnica es capaz de realizar:
    • Nevada en un Jardín Marchito: permite la formación de una serie de ondas sucesivas realizadas mediante su abanico. Las ondas son lanzadas en forma de ráfagas de nieve o hielo que rodean y protegen el cuerpo de Doma de cualquier ataque, además que sirven para atacar al enemigo por su filosa estructura[11].
    • Nube Congelada (()(ぐもり), Itegumori?): al mover sus abanicos en forma de disco ovalado, permite lanzar una gran ráfaga que toma la forma de una nube rodeada con partículas de hielo que permite congelar a cualquier objeto o persona que entre en contacto con ésta[11].
    • Loto de Hielo ((はす)()(ごおり), Hasuhagōri?): luego de mover sus abanicos da lugar a la manifestación de lotos de gran tamaño rodeada de filosas hojas acompañadas de un viento frío que rodea el lugar capaz de congelar y destruir los pulmones de cualquiera que inhale cerca de la técnica[5].
    • Lotos de la Vid ((つる)(れん)(), Tsuru Renge?): al mover sus abanicos de izquierda a derecha o viceversa, lanza una ráfaga que comienza a tomar la forma de diversos lotos de hielo de largo alcance que se dispersan alrededor de su objetivo y con su afilada estructura es capaz de realizar cortes hasta desgarrar por completo la piel de su oponente[11].
    • Dispersión de Lotos (()(れん)(), Chiri Renge?): al hacer que ambos abanicos crucen en direcciones contrarias es capaz de lanzar diversas ráfagas rodeadas de hojas de lotos dispersas bastante afiladas[11].
    • Princesas de la Ventisca Blanca ((かん)(れつ)(しら)(ひめ), Kanretsu no Shirahime?): con un simple movimiento de sus abanicos puede dar lugar a la formación de dos figuras femeninas de hielo que lanzan ráfagas rodeadas de partículas de hielo con un gran rango de ataque capaces de congelar a su objetivo. 158 Al parecer, ambas figuras le permiten registrar y recopilar información sobre su enemigo a medida que se acercan a éste; son eficaces para que Doma pueda obtener dicha información y dar lugar a un plan de contraataque[12].
    • Carámbanos Invernales ((ふゆ)され氷柱(つらら), Fuyusare Tsurara?): permite lanzar múltiples estacas de hielo afiladas desde arriba de su oponente; es bastante eficaz para ataques sorpresas, especialmente sí se lo lanza en el momento en que su oponente está distraído[11].
    • Niño Divino de Cristal ((けっ)(しょう)()(), Kesshō no Miko?): con un abanico arriba y otro abajo, en medio de ambos comienzan a formarse réplicas de sí mismo de cristal de tamaño pequeño utilizados para enfrentarse a sus oponentes. Dichas replicas son capaces de realizar cada una de sus técnicas de la Manipulación de Hielo. Se tiene constancia que es capaz de crear hasta cinco replicas a la vez[12].
    • Lotos de Escarcha Bodhisattva (()(ひょう)(すい)(れん)()(さつ), Muhyō — Suiren Bosatsu?): permite crear una gran estatua de hielo budista de Bodhisattva rodeada de lotos de gran tamaño para atacar y destruir a sus objetivos. La estatua es capaz de lanzar diversos ataques físicos con un gran poder destructivo, además de que cumple las funciones de sus otras técnicas como lanzar poderosas ráfagas de viento frío con el fin de congelar alguien hasta la muerte. Es considerada la técnica más poderosa de la Manipulación de Hielo[4].


Apariciones

Manga

Arco del Distrito del Entretenimiento

Arco del Entrenamiento Pilar

  • 130: Un Lugar Para Estar

Arco de la Fortaleza Dimensional Infinita

  • 140: Comienzo de la Batalla Final
  • 141: Venganza
  • 142: Pilar de los Insectos, Shinobu Kocho
  • 143: Ira
  • 157: El Espíritu que Regresa
  • 158: Caos
  • 159: Cara
  • 160: Características Similares, Recuerdos que Regresan
  • 161: Aleteo de Alas de Mariposa
  • 162: Victoria del Trío
  • 163: Corazón Desbordante
Anime

Temporada 2, Parte 2 / Kimetsu no Yaiba: Arco del Distrito de Entretenimiento

  • 044: Sin Importar Cuantas Veces...

Referencias

  1. Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 156
  2. Kimetsu Goods
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 098
  4. 4,0 4,1 4,2 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 162
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 141
  6. Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 142
  7. Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 096
  8. 8,0 8,1 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 099
  9. 9,0 9,1 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 163
  10. 10,0 10,1 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 160
  11. 11,0 11,1 11,2 11,3 11,4 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 158
  12. 12,0 12,1 Kimetsu no Yaiba (Manga)Capítulo 161

Navegación

Advertisement