Kimetsu no yaiba Wiki
Advertisement
Kimetsu no yaiba Wiki
A Kakushi tries to speak with Kanao.png
¡Te prometo que terminaremos pronto!

Los Kakushi y uno o varios usuarios están trabajando en la elaboración de esta sección o artículo.

Por favor, antes de realizar correcciones mayores o reescrituras, contacta con ellos en su página de usuario.

Una vez que hayas completado el artículo, página o sección, retira esta plantilla.
Tanjiro contra los spoilers.jpg
Advertencia.png
¡Nezuko es linda y DETESTA LOS SPOILERS!
En realidad, Tanjiro se refiere a que este artículo contiene spoilers. Abstente de leer si no quieres arruinarte la sorpresa y si eres de aquellos que siguen el manga o solamente el anime. Si quieres ver el contenido del artículo, pulsa aquí: Mostrar/Ocultar spoilers
{{{1}}}


Gyomei Himejima (()()(じま) (ぎょう)(めい), Himejima Gyōmei?) es un Cazador de Demonios y el Pilar de la Roca ((いわ)(ばしら), Iwa Bashira?) dentro del Cuerpo de Exterminio de Demonios.

Es considerado el pilar más fuerte de la generación actual por Inosuke Hashibira y Tanjiro Kamado.[3]

Apariencia

Gyomei es uno de los personajes más altos de la serie, con más de dos metros de altura y el más viejo de todos los miembros que componen el grupo de los Pilares y por extensión el más experimentado. Su apariencia es la de un hombre de más de dos metros de estatura, con una apariencia fornida y musculosa. Suele llevar consigo un collar de cuentas gruesas de color rojo alrededor de su cuello y se lo ve constantemente sosteniendo cuentas de oración cada vez que no está en una batalla.

Tiene el pelo negro corto con una gruesa cicatriz que corre horizontalmente a lo largo de su frente. Gyomei es el único personaje en la serie que no tiene irises, principalmente porque es ciego. Sus ojos con frecuencia se llenan de lágrimas cuando se pone emocional. Debido a que no puede usar la respiración de enfoque completo, en su lugar logra un estado similar en el que tiene que reunir fuerza al recordar todas sus dificultades pasadas.

Su atuendo como cazador de Demonios no tiene ninguna personalización visible excepto por el hecho de que utiliza unos gruesos vendajes para mantener sujeto su Hakama a modo de un pantalón y que no usa medias con sus sandalias Zori cuyas gruesas cuerdas son de color verde, manteniendo recogidas las mangas de su saco para exhibir sus gruesos y fuertes brazos, lleva consigo un Haori verde de mangas largas y bordes blancos el cual tiene escritos a cada lado y estampados en su espalda (en el manga) los sanscritos del budismo en una clara alusión a su religiosidad. Durante el enfrentamiento final contra Muzan Kibutsuji, Gyomei pierde su pierna izquierda.

Personalidad

Gyomei sigue el estereotipo clásico del Gigante que no habla mucho y que tiene un lado bastante amable y emotivo a pesar de su aspecto intimidante. Gyomei es también dado a la religión, pronunciando frecuentemente el mantra Amitābha en una situación que lo ponga bastante triste. A pesar de su personalidad de pocas palabras y tendencias a emocionarse al punto de llorar, Gyomei tiene un punto de vista objetivo y dudoso sobre las personas a su alrededor; Siendo plenamente consciente de las posibilidades que otros, particularmente los niños o los más jóvenes que él, podrían hacer cuando se les brinda una oportunidad. Debido a su experiencia antes de convertirse en Cazador de Demonios, ha reforzado aún más su naturaleza discretamente dudosa. Le llevaría un tiempo aceptar a la gente por completo; pero si aceptara a otros, rechazaría incluso lo que otros dirían sobre ellos, creyendo plenamente en la persona que aceptó.

Historia

Muchos años antes de que se convirtiera en Cazador de Demonios, Gyomei vivía con otros nueve niños en un templo abandonado, todos ellos, huérfanos. Gyomei era plenamente consciente del peligro de los Demonios ya que la zona en la que vivían era bastante habitada por las criaturas por lo que Gyomei para ahuyentarlos quemaba constantemente inciensos hechos con flores de Glicina para mantener a salvo de los Demonios a los niños. Desafortunadamente una noche, uno de los niños (quien resultara ser Kaigaku) desobedeció la única regla que Gyomei tenía en el templo: salir de los límites del lugar. El pequeño es acosado por el Demonio el cual le dice que si le permite entrar, le perdonará la vida a cambio de permitirle matar al resto de los pequeños y al propio Gyomei. Kaigaku con tal de salvarse obedece y permite que el Demonio cometa una horrenda masacre dentro causando la muerte de cuatro de los niños. El resto de los niños, insistió en huir del templo, ignorando las ordenes de Gyomei. Su estatura frágil y su ceguera llevaron a que los niños desconfiaran plenamente de él ya que sabía cómo protegerlos, lo que en última instancia llevó a que el Demonio finalmente los matara a casi todos. Al final de la matanza, tan solo uno de los niños, una niña llamada Sayo, decidió obedecer a Himejima. [4]

Bajo una circunstancia desconocida, Gyomei resultó herido en la frente por el mencionado demonio y pronto pudo revertir la situación comenzando a atacar al Demonio despiadadamente tras darse cuenta de que poseía un aumento brusco en su poder,[5] Himejima comenzó a golpear brutalmente al Demonio hasta que finalmente amaneció.

Poco tiempo después, varias personas llegaron para ayudar a los sobrevivientes de la masacre, pero debido a un mal entendido con Sayo al afirmar que "ese hombre fue quien los mató a todos" [6] los aldeanos pensaron que ella se refería a Gyomei y no al Demonio. Es entonces que Gyomei es acusado de haber matado a los niños pese a que intentó explicar su historia pero nadie le creyó. En última instancia, Gyomei sería condenado a muerte, pero pronto la noticia llega a oídos de Kagaya Ubuyashiki quien mueve sus influencias para liberar a Gyomei y proponerle ser parte del Cuerpo de Exterminio de Demonios poco antes de que fuera ejecutado. A los pocos meses, Gyomei se convertiría en un Pilar y ostentaría el título del Pilar de la Roca.

Arco de la Montaña Natagumo

Himejima y el resto de los pilares reaccionando luego de que Kagaya revele que Tanjiro se encontró con Muzan en persona.

En su primera aparición, junto al resto de sus compañeros Pilares, Gyomei habla abiertamente afirmando sentir lastima por Nezuko y la dura carga que Tanjiro tiene que soportar.

Himejima amenaza a Tanjiro.

Una vez conoce su historia personal, su opinión sobre la situación de Tanjiro y Nezuko es clara: no le cree y si sigue hablando del tema, no le queda otra alternativa más que matarlo para que no sufra más. [7] Sin embargo la disputa se deja de lado cuando Kagaya les ordena a los Pilares respetar la vida de Nezuko ya que después de que rechazara beber la sangre de Sanemi Shinazugawa quien la comenzó a hostigar, quedó claro que ella nunca dañaría a un humano; además de que Tanjiro es demasiado valioso para la organización como para permitir que muriera ya que ha visto a Muzan Kibutsuji en persona, algo que los pilares no han logrado lo que sorprende a todos.

Arco del Entrenamiento de Recuperación Funcional

Arco del Tren Demonio

A Gyomei se le ve cuando es informado por un Cuervo Kasugai de la muerte de Kyojuro Rengoku, el Pilar de la llama. Gyomei está visiblemente entristecido y reza una plegaria por el descanso de Kyojuro.

Arco de la Fortaleza Dimensional Infinita

Poderes y Habilidades

Al ser uno de los pilares del Cuerpo de Exterminio de Demonios, Gyomei es un espadachín bastante competente pese a no usar una espada como sus compañeros. [8] Según las afirmaciones de Tanjiro Kamado e Inosuke Hashibira, Gyomei es uno de los pilares más fuertes de su generación [9], lo que se reafirma con su pelea contra Kokushibo, la Primera Luna superior, quien al examinarlo mejor, nota que Gyomei ha sido entrenado en todos sus aspectos más predominantes hasta alcanzar sus límites dentro de lo humano y que en más de trescientos años, nunca había conocido a un oponente de ese calibre[10]. Como tal, fue capaz de poner contra las cuerdas a Kokushibo, hasta que se viera forzado a activar su Marca del Cazador de Demonios para enfrentarlo cuando vio que éste comienza a poner la pelea a su favor [11]

  • Arma única: A diferencia de otros cazadores, Gyomei utiliza un arma Nichirin especialmente adaptada para su estilo agresivo de lucha y su propia discapacidad física, la cual consiste en una cadena de gran longitud en cuyos extremos tiene una bola con puntas y un hacha (ono) de forma similar a una Kusarigama las cuales puede manipular con una gran destreza a pesar de su ceguera. Debido a su ceguera, Gyomei depende únicamente del sonido de la cadena para determinar el movimiento del hacha o la bola para poder atacar. Esta arma está forjada con los mismos minerales utilizados en la elaboración de las Espadas Nichirin. Su forjadura es caracterizada por ser de una calidad y durabilidad extremas, superando incluso a las espadas diseñadas durante la Era Sengoku cuando la elaboración de espadas estaba en su cumbre. Ni siquiera Kokushibo, el más fuerte de los demonios que componen el grupo de las Doce Lunas Demoníacas fue capaz de romperla[12].
  • Capacidades físicas incrementadas: Sus capacidades físicas están en los límites más altos de la condición humana después de años de intenso entrenamiento lo que le permitió formar parte del grupo de los Pilares.

Referencias

  1. Doblaje latino en Netflix
  2. Artículo del doblaje de la serie en la wiki de Doblaje en Fandom
  3. Manga, Capítulo 134, Página 8
  4. Manga, Volumen 17, extras.
  5. Manga, Capítulo 135, Página 15
  6. Manga, Capítulo 135, página 16
  7. Manga, Capítulo 45, página 4 y página 8
  8. 8,0 8,1 Kimetsu no Yaiba Manga - Capítulo 045 página 2
  9. Manga - Capítulo 134 - página 8
  10. Kimetsu no Yaiba Manga - Capítulo 169 - página 3
  11. Manga - Capítulo 169
  12. Kimetsu no Yaiba Manga - Capítulo 169 páginas 10 y 11