FANDOM


En este mundo existe un Demonio cuya sangre en sus venas sirve para transformar a los humanos en otros Demonios.

Sakonji Urokodaki, (fuente)


Esta página está en construcción por uno o varios usuarios
Por favor, antes de realizar correcciones mayores o reescrituras, contacta con ellos en su página de usuario.
Tanjiro contra los spoilers
Advertencia
¡Nezuko es linda y DETESTA LOS SPOILERS!
En realidad, Tanjiro se refiere a que este artículo contiene spoilers. Abstente de leer si no quieres arruinarte la sorpresa y si eres de aquellos que siguen el manga o solamente el anime. Si quieres ver el contenido del artículo, pulsa aquí: Mostrar/Ocultar spoilers
La muerte física es el final. Pero, ¿y qué? Los pensamientos son eternos e indestructibles

—Muzan antes de morir, (Fuente)


Muzan Kibutsuji (()()(つじ)()(ざん), Kibutsuji Muzan?) es el antagonista principal de Kimetsu no Yaiba. Es un Demonio, siendo el primero en su clase, que ha vivido durante más de mil años, siendo como tal, el responsable del origen de los otros demonios, responsable de haber corrompido a Michikatsu Tsukiguni y ser quien asesinó a la familia de Tanjirō y Nezuko, convirtiendo a esta última en Demonio, siendo el desencadenante del deseo de venganza de Tanjirō hacia él.

Apariencia

Muzan viste generalmente con un traje de hombre de negocios, usando vestimenta occidental bastante sofisticada para la época, destacándose un sombrero de fedora de color blanco y una corbata de color rojo. En cuanto a su apariencia física, Muzan tiene el aspecto de un hombre joven de aproximadamente 25 años; tiene el pelo corto con un peinado en rizos con algunos mechones colgando en su frente. Como todos los Demonios, Muzan tiene los ojos similares a los de un felino, en su caso, de color rojo ciruela.

Muzan tiene la cualidad de cambiar de apariencia física para disfrazarse, apareciendo ya sea como una mujer con el pelo negro vestida con un kimono o un niño pequeño. Su disfraz puede engañar fácilmente a las Lunas inferiores, pero es inútil contra el agudo sentido del olfato de Tanjirō.

Luego del fallido intento de Tamayo por eliminarlo, tras abandonar su capullo de carne, Muzan adopta una nueva apariencia física la cual consiste en que su piel se torna más pálida, su cabello se alarga más y adquiere un tono blanco, en sus extremidades está completamente cubierto de mandíbulas gruesas con grandes y afilados dientes y una extraña masa de color rojo oscuro recubre completamente su piel. [3]

Más tarde se reveló que Muzan tiene una serie de cicatrices en todo su cuerpo debido a las heridas infligidas durante su primera batalla contra Yoriichi, que fueron quemaduras ocasionadas a nivel celular las cuales nunca se curaron por completo a pesar de los cientos de años que transcurrieron desde su enfrentamiento. Estas heridas no son visibles a simple vista y salen a la luz a medida que se debilita.

Durante su lucha final, y como una forma de ralentizar los efectos del sol, Muzan adopta una forma de bebé demoníaca ampliada, aproximadamente tan alta como un edificio de 3 pisos al ponerse de pie. De esta forma, tiene vasos sanguíneos muy pronunciados en todo el cuerpo, pequeñas garras en las manos y dientes con colmillos en la boca. [4]

Etimología

Los kanjis que componen su nombre se traducen como "despiadado", "crueldad" "sangre fría", "trágico" y "lamentable". Así mismo los kanjis que componen su apellido, se traducen como "Danza del Demonio".

Personalidad

Muzan disfrazado de mujer

La forma femenina de Muzan la cual refleja su monotonía.

Muzan es insensible, despiadado y excepcionalmente inteligente. No ve ningún valor en ningún humano que haya encontrado y muestra poco valor en sus propios subordinados. Raramente molesto o feliz visualmente, parece completamente monótono y distante en la mayoría de las ocasiones, incluso cuando asesina cruelmente a sus propios subordinados. Las únicas veces que muestra emoción es cuando su visión de perfección avanza o cuando sus subordinados se someten por completo a su voluntad. El manga muestra que es más expresivo, particularmente cuando está enfurecido y sus rasgos faciales son exagerados para demostrarlo como tal (posiblemente como una forma de mostrar sus emociones normalmente ilegibles). En el anime, sus expresiones cambian ligeramente y su tono de voz tiende a ser consistente en casi todo momento, acentuando su comportamiento desprendido.

El rasgo más destacado que posee Muzan es el narcisismo extremo y una obsesión por convertirse en el ser perfecto. Como ha tenido casi 1000 años para vivir y observar, junto con casi ningún desafío real, su egocentrismo extremo es casi esperado. Considera que casi nada es su preocupación, excepto superar su incapacidad para caminar bajo el sol, que es su principal impulso. Su larga vida y sus obsesiones lo han llevado a querer que cada plan que inventa sea absolutamente perfecto, y su comportamiento megalómano le impide ver sus propios fracasos. Su creencia de que él es lo más parecido a un ser perfecto hace que tenga cero tolerancia a cualquier fracaso, castigando brutalmente a quienes le fallan o a los que considera débiles, incluso si los fracasos son menores.

Su ego inflado y su sentido delirante de autoestima son tan grandes que no puede soportar ser burlado o corregido de ninguna manera, creyendo que los demás solo existen para servirle. También significa que rara vez toma en serio a cualquier oponente o amenaza. Mató brutalmente a un par de hombres borrachos simplemente por ser grosero con él, y mató a su compañera cuando ella no había hecho nada, mientras proclamaba su propia perfección y superioridad sobre ellos. Este evento insinúa que Muzan tiene recuerdos desagradables de su pasado humano más débil, y es muy consciente de su apariencia enfermiza antinatural, inmediatamente después de una larga negación de que no está sano, enfermo y mucho menos al borde de la muerte. Con toda probabilidad, un amargo recordatorio de que todavía es imperfecto. Cuando finalmente logró confrontar a Kagaya Ubuyashiki, el hombre respondió a Muzan en un tono de lástima y tristeza por la vida que había llevado. En la mente de Muzan, esto solo se registraba como insultos y amenazas, lo cual solía justificar su odio hacia la humanidad y los Cazadores de Demonios.

Muzan's family

Muzan jugando a ser un padre de familia cariñoso.

Además, su sentido delirante de omnipotencia es tal que se compara con los desastres naturales, es decir, algo que está mucho más allá de lo que los humanos pueden comparar y combatir. Como resultado de esto, él cree que los Cazadores de Demonios son un grupo de desviados que no pueden aceptar el orden natural de las cosas y reanudar sus vidas de manera normal cuando otras personas simplemente avanzan después de una tragedia. Su analogía evidencia su completa incapacidad para sentir simpatía o remordimiento por sus acciones, dado que ninguno de los asesinatos que cometió (directa o indirectamente) fueron el resultado de un accidente, sino de actos cuidadosamente organizados de maldad pura.

Muzan ha demostrado ser bastante manipulador y astuto, capaz de mezclarse en la sociedad humana normalmente, incluso teniendo una familia propia para agregar. Una larga vida y una práctica continua le han permitido asumir muchos roles en la sociedad y desempeñarlos con capacidad, incluidos niños y mujeres si así lo desea. Esta vida también le ha dado una gran inteligencia y capacidad de pensar tácticamente. Muzan es un pensador rápido y un estratega que es capaz de lidiar con situaciones desfavorables rápida y bastante bien, aunque esto también puede deberse a que la pérdida de sus subordinados no significa nada para él a largo plazo.

Debido a su superioridad percibida y su naturaleza de doble cara, siente poco apego a sus secuaces, usándolos y descartándolos como peones desechables cuando lo desea. No permite que sus subordinados cuestionen su voluntad, promulgando represalias brutales regularmente si lo hacen. Muchos de sus subordinados, a su vez, le tienen mucho miedo y miden cuidadosamente sus palabras y pensamientos por temor a decir algo que lo desagrade. Es capaz de influir en muchos demonios a su lado con promesas de poder, venganza y grandeza, siempre y cuando le sirvan. Su inteligencia y manipulación brillan aquí, ya que muchos encuentran las promesas bastante atractivas, ya que se encuentra con muchos de sus subordinados en su punto más bajo, cuando sus emociones son un alimento fácil para él. Por desgracia, todas estas promesas son en última instancia falsas, dado que Kibutsuji solo se preocupa por sí mismo y no tiene reparos en matar a sus propios hombres para proteger su propia seguridad.

Cuando no se esconde detrás de una fachada, su pura malicia y su desbordante intención violenta son tan increíblemente malignos que otros pueden percibirlos. En particular, Yorīchi Tsugikuni lo describió como un magma hirviendo que sale de un volcán listo para consumir todo.

Como prueba de esto, maldice a sus subordinados de una manera aterradora para que ninguno de ellos pueda pronunciar su nombre, o de lo contrario serán asesinados al instante de una manera morbosamente cruel. Curiosamente, este sentido casi paranoico de autoconservación contrasta con su megalomanía. Cuando se ve acorralado, el colapso de la postura típicamente calmada, arrogante y superior de Muzan allana el camino para que el pánico y el miedo arraiguen mientras lucha desesperadamente por su vida, adoptando medidas más drásticas para protegerse. Esta obsesión con la supervivencia bien podría explicar el brutal homicidio de tres civiles después de conocer a Tanjiro la primera vez, ya que se le hizo recordar su pasado enfermizo con el primero, y su encuentro con Yoriichi con el segundo, debido a sus aretes hanafuda, los dos eventos importantes donde casi pierde su vida.

Poderes y habilidades

Al ser el primer Demonio, los poderes de Muzan superan todo lo visto con anterioridad. Muzan es tan fuerte que fue capaz de resistir el enfrentamiento con cinco Pilares y Tanjiro al mismo tiempo. Tan fuerte es, que fue capaz de dejar a Tanjiro al borde de la muerte, así como a varios pilares, de no ser por la oportuna intervención de Chachamaru y los antídotos que le suministró a los pilares y a Tanjiro para que pudieran sobrevivir a los efectos de su veneno presente en su sangre. Después de 30 minutos de combate, Muzan manifestó unos látigos de sus piernas, lo que aumentó su velocidad de ataque exponencialmente, hasta un punto en el que derrotó instantáneamente a cinco pilares que estaban agotados: Gyomei, Giyu, Sanemi y Obanai, así como a Zenitsu e Inosuke al mismo tiempo, mientras dejaba a Kanao paralizada por el miedo y con su espada rota. [5] Posteriormente se revela que Muzan se estaba haciendo cada vez más lento, esto debido a los efectos de la medicina de envejecimiento proporcionada por Tamayo, la cual aceleró su edad masivamente. A pesar de todo, fue capaz de someter a los pilares que lo enfrentaron, así como a Tanjiro quien apenas estaba aprendiendo a utilizar la Respiración del Sol.[6] Su fuerza, velocidad, resistencia y capacidad de regeneración son superiores a cualquier demonio convencional sumándose también su exclusiva cantidad de habilidades únicas con las que cuenta; a continuación una lista de sus poderes.

Físicas

Muzan's unique body constitution

El interior del cuerpo de Muzan

  • Constitución corporal única: A diferencia de otros demonios, Muzan posee un cuerpo único con el cual puede hacer uso de sus habilidades complejas. Su interior posee cinco cerebros y siete corazones. Si un ataque simultáneo afecta estos órganos vitales, se debilitará considerablemente. [7]
  • Manipulación corporal: Muzan puede hacerse estallar así mismo en el momento que lo desee cuando su vida corra peligro dividiendo su cuerpo en varios fragmentos de carne los cuales se reagrupan posteriormente para poder escapar de sus enemigos. Fue capaz de dividirse en 1800 pedazos de carne de los cuales una buena parte fueron destruidos. Usó está habilidad para poder escapar de Yoriichi cuando tuvieron su enfrentamiento.[7]
  • Fuerza sobrehumana: Muzan es extremadamente fuerte a pesar de su aspecto frágil. Puede asestar golpes muy potentes capaces de mandar a un humano a volar por los aires de una patada o aplastar su cabeza contra una pared sólida sin el más mínimo esfuerzo.
  • Velocidad: Muzan también es veloz, pudiendo atacar a un ser humano común con sus garras e infectarlo con su sangre lo suficientemente rápido como para que nadie lo note.
  • Regeneración: Como todos los Demonios que él crea, Muzan puede regenerarse de cualquier clase de herida incluso recuperando sus extremidades cuando estás sean cercenadas; también es capaz de resistir una explosión a corta distancia pudiendo reconstruir su cuerpo tan rápido como se destruye, pero el punto más alto de su regeneración es que puede incluso regenerar su propia cabeza cuando esta es cortada, a diferencia de los demonios que crea los cuales mueren al ser decapitados, siendo la Respiración del Sol lo único que puede matarlo.

Exclusivas

  • Sangre demoníaca: Es una de sus principales habilidades; con su sangre, Muzan puede convertir a un humano ordinario en un Demonio que estará sometido bajo su control gracias a un componente presente en su sangre la cual al entrar en el torrente sanguíneo de un humano, causa que sus células comiencen a transformarse, siendo de este modo que un humano se convierte en Demonio. Los cambios físicos y poderes que adquiere el Demonio recién creado varían según la cantidad de personas que coma pudiendo inclusive usar una habilidad sobrenatural llamada Técnicas de Sangre Demoniaca manipulando su sangre para diversos fines ofensivos. Sin embargo si un humano recibe la sangre de Muzan en grandes cantidades, sus células no soportarán los cambios físicos y se autodestruirán causando una muerte horrorosa al hacer que la persona literalmente se disuelva en su propia carne.
  • Anulación de la sangre de Demonio: Como Tamayo lo explica, Muzan es el único demonio capaz de matar a otros de su especie al anular las cualidades regenerativas de su sangre y células pudiendo infligir heridas mortales a cualquier Demonio que se atreva a oponerse a él destruyendo su cuerpo completamente sin necesidad de exponerlo a la luz solar o mediante el uso de Armas Nichirin.
  • Maldición: Cuando Muzan convierte a un humano en Demonio al insertar su sangre, transmite sus células a través de su torrente sanguíneo, con lo cual se asegura de compartir un vínculo con el demonio; de esta forma, puede saber su localización, leer su mente, sentir su presencia y si lo desea, destruir sus células. Muzan se vale de esto último para destruir al demonio si por alguna razón se atreve a revelar su identidad o si pretende traicionarlo. No obstante, si un demonio está dispuesto a no consumir carne humana o a mostrar una actitud pacifista, puede escapar de la maldición.
  • Omnipresencia: Muzan puede ver a través de sus ojos lo que los demonios que ha creado ven, de este modo se asegura de no ser traicionado por su creación.
  • Telepatía: Muzan tiene poderes de telepatía, pudiendo saber qué están pensando los Demonios que ha creado.
  • Percepción extrasensorial: Muzan puede sentir las presencias de humanos y demonios por igual, así mismo puede sentir la sed de sangre de un ser y conocer así sus intenciones.
  • Absorción: Muzan posee la cualidad de asimilar y absorber a cualquier individuo que entre en contacto con su cuerpo, ganando además sus cualidades y poderes si absorbe a un Demonio. Debido a esta habilidad, ha enfocado su objetivo en absorber a Nezuko, debido a su habilidad de resistir la luz solar.
  • Cambio de forma: Muzan puede cambiar su apariencia física para disfrazarse apareciendo con un aura y presencia diferentes para confundir a sus enemigos. No obstante, el único al que no puede engañar es a Tanjirō debido a su agudo sentido del olfato. Se ha visto que Muzan puede adoptar muchas formas, desde una mujer, un niño e inclusive convertirse en una masa de carne con colmillos los cuales usa para destrozar a sus oponentes.
    • Forma de combate: Una vez Muzan abandona el capullo de carne donde se encerró junto con Tamayo, adopta esta nueva forma en la cual su velocidad y fuerza se ven severamente incrementadas a pesar del estado debilitado en el que quedó por cuenta de la droga que Tamayo intentó introducir en su cuerpo, pudo eliminar fácilmente a un escuadrón completo de Cazadores de Demonios y devorar sus cuerpos apenas salió del capullo de carne donde se encontraba. Las bocas con dientes afilados ubicadas en todo su cuerpo una vez adapta esta forma no solo sirven como su principal forma de ofensiva en la batalla, sino también tienen el propósito de ayudarlo a recuperarse más rápido ya que puede usar las mandíbulas para destrozar a sus oponentes y comer su carne, matando simultáneamente a sus oponentes y recuperando su fuerza al mismo tiempo. [8]
  • Técnica de Sangre Demoniaca ((けっ)()(じゅつ), Kekkijutsu?):
    • Sangre oscura: Raíces espinosas (黒血(こっけつ)()(きょく) Kokketsu: Kikyoku,?): Con esta técnica de sangre, Muzan manipula su carne y sangre para crear un alambre de púas el cual usa para atrapar a sus enemigos.

Curiosidades

  • Muzan ocupó el puesto 11 dentro de la primera encuesta de popularidad de personajes con 285 votos.
  • Una broma recurrente de los fans, es el aspecto físico de Muzan el cual se asemeja al del fallecido cantante Michael Jackson, en concreto, su apariencia y vestuario durante el video musical de la canción Smooth Criminal.

Referencias

Ver Referencias y notas

Referencias:

  1. Manga, Capítulo 16
  2. Manga, Capítulo 137, página 6
  3. Manga, Capítulo 180
  4. Manga, Capítulo 199
  5. Manga, Capítulo 191, páginas 12-15
  6. Manga, Capítulo 193 páginas 11-19
  7. 7,0 7,1 Manga Capítulo 187
  8. Manga, Capítulo 180 páginas 5-11

Notas:


Navegación

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.